osCitas osCitas osCitas osCitas osCitas osCitas

 

 

El Diario de Pontevedra      -Lunes 31 de Diciembre de 1928-

Los Documentos Sobre Colón

En carta que publica el “Faro de Vigo” del 28 del actual, nos demuestra el señor Sampedro la ofuscación de ánimo que padece, pues en ella hace caso omiso de la serenidad de espiritu, corrección y consideración individual, que constituyen los elementos necesarios para que toda persona sensata y culta pueda discutir cualquier hecho sin llegar al agravio personal.

El Sr. Sampedro, en todos sus escritos, se dedica a combatir y censurar al autor de “Colón Español”, empleando argumentos capciosos, sin tener en cuenta que el único que podría contestar  categórica y firmemente sus argumentos, había fallecido a poco tiempo de publicar su libro. No hay duda que la lucidez de la inteligencia del Sr. Sampedro se ha modificado bastante con la edad. En vista de esto, compadecemos a don Casto y nos inspira lástima.
Este señor dice que tengo la culpa de la polémica que sobre Colón se sostiene en el “Faro”. Nueva ofuscación de don Casto. Entonces, según él yo debía callarme y quedar encantado de que la Academia de la Historia emitiese un informe sobre unos documentos que no había examinado ni tenido en su poder.
Esta circunstancia fue causa de la carta que publiqué en el Diario de Pontevedra el 5 de Noviembre en el cual me ratifico y a ella me atengo, que si alguno se da por aludido es porque en conciencia le duele, que el que la tiene limpia no le da importancia a las apreciaciones que se hagan respecto a los demás.
Mi padre, Sr Sampedro, no padeció ninguna alucinación al escribir su libro, como no la ha padecido enn nada referente al asunto que tanto desconcierta, a V.. No obstante sólo tuvo una muy ligera, la de creer que V. era una persona recta y sincera; pero vino el desengaño y suprimió el prologo de su obra. Ahí tiene explicado su escamoteo, como V. le llama.
Parece que tiene V. especial predilección y goza en hacer resaltar siempre lo de la falsificación, raspaduras, etc. de los documentos. Yo, por mi parte, afirmo que los tengo, sólo algunos están avivados, como dice mi padre en su libro, y me maravilla que un inteligente como V. diga eso de las raspaduras, cosa imposible dado el estado en que se encuentra el papel de los indicados documentos. Respecto de los suyos, que tan amablemente proporcionó a la Academia de la Historia para su examen, parece que adolecen de algunas adulteraciones. Supongo que V. se los habrá facilitado a mi padre como “sanos” y con la seguridad de que se referían a Colón. Entonces ¿A qué alterarlos después?.
En adelante al Sr. Sampedro, puede decir lo que tenga conveniente, que yo se lo perdono todo por anticipado pues a un anciano cuya inteligencia está en su ocaso, no se le puede tomar en serio,lo que su carácter le dicte,. No pienso hacerle caso.
El tiempo seguirá indiferente su camino, y la tesis colón español, más o menos lentamente continuará adueñandose de las personas estudiosas y horadas, hasta que llegue a demostrar de una manera irrecusable que el gran Almirante ha sido español y gallego, más esto no lo veremos ni el Sr Sampedro, ni yo, y no dude que en lo venidero habrá almas piadosas que traten a la memoria del Sr Sampedro, con la misma consideración que éste trata en la actualidad a mi padre.

Celso García de la Riega Quiñones

 

Nota del autor:

Este es el último artículo de la serie Historia de una Infamia, con la publicación de estos artículos he querido mostrar toda la polemica que había  alrededor de la teoria de Colón gallego, cuyo autor es D. Celso García de la Riega, a lo largo de estos 6 articulos se podrá comprobar toda la manipulación, engaños, intereses, humillación Etc. No se si los articulos publicados en Noviembre y Diciembre de 1928 lo han conseguido, pero por lo menos me conformo, si por lo menos han servido para sembrar la duda

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario